▷ Diabetes y Salud Bucodental: ¿Cómo Afecta?

05/09/2023

Índice


Diabetes y salud bucodental están más interrelacionadas de lo que tal vez imagines. De hecho, las patologías de encía más severa están vinculadas a cuadros diabéticos

¿Por qué? No solo porque existe una mayor propensión a padecer enfermedades en las encías si eres diabético, sino porque a la inversa la gravedad también es significativa. Una enfermedad periodontal severa puede causar serios problemas de control de la glucemia y empeorar la diabetes. 

¿Cómo afecta la diabetes a la salud oral?

En los pacientes diabéticos, la velocidad de la sangre a través de los vasos sanguíneos es menor. Esto provoca una disminución en el nivel de oxígeno y una menor eliminación de los desechos, lo que puede provocar una infección en las encías.

Si ya la diabetes bajo control puede suponer la aparición de problemas gingivales, en los casos de patologías con glucosa incontrolada suponen un caldo de cultivo para la aparición de problemas periodontales debidos a la proliferación bacteriana.

Y la rueda vuelve a girar. No solo es cómo afecta la diabetes a la salud oral, sino cómo incide la salud bucal sobre la diabetes.

Porque el control de los niveles de glucemia se empobrece ante la alteración de la resistencia a la insulina de las enfermedades periodontales.

¿Qué es la diabetes?

Para entender la relación directa entre diabetes y salud bucodental conviene tener claro en qué consiste esta enfermedad.

La diabetes es una enfermedad crónica que modifica la transformación natural del organismo de los alimentos en energía. 

Nuestro cuerpo transforma la mayoría de los alimentos en azúcar (glucosa), que accede directamente al torrente sanguíneo. Por su parte, el páncreas produce y libera insulina, que sirve de catalizador ante las subidas de azúcar liberándolo para que entre en las células y sea usado como energía.

La diabetes provoca que el páncreas no produzca la cantidad necesaria de insulina o que las células no respondan adecuadamente a la insulina producida. 

Esto provoca una elevada presencia de glucosa en sangre, lo que ocasiona problemas de salud tan graves como pérdida de visión o enfermedades cardíacas y renales.

Diabetes y salud oral

La diabetes, tanto si es de tipo 1 como si se trata de diabetes de tipo 2, puede causar problemas en los dientes y las encías por ese alto nivel de azúcar en sangre.

Para evitar tener diabetes y problemas de salud bucal hay que tener un cuidado bucodental especial.

Diabetes y salud oral están directamente relacionadas por la glucosa. Un nivel alto de azúcar en sangre implica un nivel alto de azúcar en la saliva, que está en contacto directo y permanente con la dentadura y las encías. 

Diabetes y problemas de salud bucal

Un precario control de los niveles de azúcar en diabéticos constituye un riesgo elevado en lo que respecta a la salud bucodental. De hecho, cuanto mayor sea el porcentaje de glucosa en sangre, mayor serán las probabilidades de padecer patologías bucodentales.

1. Enfermedades en las encías

El potencial para defenderse ante las bacterias se ve mermado con la diabetes. 

No eliminar correctamente la placa dental con un cepillado regular permitirá que ésta genere sarro en la base de las encías, irritándolas y causando hinchazón y sangrado.

Es la denominada gingivitis y se ve agravada ante una menor capacidad del organismo para combatir las bacterias.

No tratar la gingivitis a tiempo puede causar periodontitis, que constituye una patología más grave que destruye tejidos y el uso que sujeta las piezas dentales. La periodontitis termina por causar la retracción de las encías y la caída de los dientes al separarse de la mandíbula.

En pacientes aquejados de diabetes, la periodontitis puede resultar más grave aún y más difícil de atajar, ya que presentan menor resistencia a las infecciones. A ello hay que sumarle que la periodontitis aumenta la glucosa en sangre y dificulta el correcto control de la diabetes.

La correcta limpieza de las piezas dentales y la mucosa de la boca es preventivamente efectivo para mantener bajo control diabetes y salud bucodental. 

2. Xerostomía

La sequedad de la boca es característica de los pacientes con diabetes. La falta de saliva impide el nivel adecuado de humedad en la cavidad oral, pudiendo constituir un mayor riesgo de padecer candidiasis oral, caries o enfermedades de las encías.

3. Candidiasis oral

Es una infección micótica provocada por una levadura llamada Candida Albicans. La aparición de aftas blancas o rojas en la boca cursa con molestias y es evitable con un correcto protocolo de higiene dental.

4. Caries

La glucosa interacciona de forma especial con las bacterias presentes de forma natural en la boca, generando la placa dental. Esta placa tiene un componente ácido que ataca el esmalte y la dentina, provocando enfermedades en las encías y caries. 

A mayor nivel de azúcar en sangre, mayor presencia de azúcar en la boca y mayor grado de ácidos de desgaste de las piezas dentales.

Cómo cuidar tu boca para controlar la diabetes

Padecer diabetes obliga a ser más consciente aún de los riesgos de no cuidar correctamente dientes y encías.

Para que diabetes y salud bucodental sean dos aspectos bajo control, es necesario seguir una rutina de limpieza e higiene regular y adecuada. 

1. Cepillado diario regular

El cepillo de dientes y el hilo dental deben estar presentes durante la rutina diaria de cuidados bucodentales. El control de las enfermedades de las encías y la caries pasa por un correcto cepillado y el uso del hilo de seda para evitar restos entre las piezas dentales. 

2. La importancia de la prevención

Para prevenir problemas de diabetes y salud oral es conveniente programar regularmente revisiones en una clínica dental de confianza para supervisar que todo marcha correctamente y hacer una limpieza dental a fondo para eliminar el sarro.

3. Control de la diabetes

Conviene tener controlada diabetes y salud oral a partes iguales. Mantener los niveles adecuados de azúcar en sangre evitará padecer patologías bucodentales. 

Y para un mayor control de este factor, conviene trasladar al dentista información sobre la diabetes que se padece, para unificar criterios y trabajar conjuntamente diabetes y salud bucodental.

Un compromiso integral con tu salud

Controlar adecuadamente los niveles de azúcar y llevar un ritmo de vida saludable te ayudará a mantener a raya los problemas derivados de la diabetes. 

Y para ello también es fundamental que diabetes y salud bucodental vayan de la mano. Desde la Clínica Dental Roció Mompó recomendamos las visitas regulares al dentista para detectar a tiempo problemas bucodentales.

La prevención es, sin duda, el mejor tratamiento.





Source link

Si quieres conocer otros artículos parecidos a ▷ Diabetes y Salud Bucodental: ¿Cómo Afecta? puedes visitar la categoría blanqueamiento dental.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *