Cómo cuidar las carillas dentales: consejos para alargar su duración

30/08/2023


Las carillas dentales, son uno de los tratamientos más demandados en nuestra clínica dental en Madrid. Esto se debe a que es una de las mejores formas para conseguir una sonrisa perfecta, ya que enmascaran imperfecciones y alteraciones de forma, tamaño o color y además tienen una alta durabilidad. A continuación, vamos a mencionar algunas recomendaciones para cuidar las carillas dentales.

 

consejos para cuidar las carillas dentales

 

Es necesario cuidarlas adecuadamente para que se mantengan en perfectas condiciones con el paso de los años. Por otra parte, no debemos olvidar que, aunque están fabricadas en porcelana (un material muy resistente), no dejan de ser unas finas laminas adheridas a la cara externa del diente, por lo que hay que cuidarlas igual o más que a los propios dientes naturales.

 

¿Cuánto duran las carillas dentales?

Las carillas dentales de composite tienen una duración de máximo de 5 años y pueden sufrir cambios de coloración con el pasar del tiempo.

Las carillas de porcelana, por su parte, pueden durar 10 o 15 años si se siguen los cuidados adecuados.

 

¿Cómo cuidar las carillas dentales?

Antes de colocarlas, nuestros especialistas en Estética dental en Madrid te explicarán brevemente en que consiste el tratamiento y qué debes hacer para mantenerlas en perfecto estado. A continuación, vamos a mencionar algunas recomendaciones en cuanto a diferentes aspectos:

 

  1. Tabaco: Este hábito es muy perjudicial para el organismo en general y para la salud bucodental. Además, causa manchas en los dientes naturales, por lo que irremediablemente afecta las carillas de composite.

Las carillas de porcelana no se ven afectadas por este hábito, pues es un material que no se tiñe.

Sin embargo, recomendamos eliminar o reducir al máximo el consumo de tabaco para mantener tu salud.

 

  1. Alimentos y bebidas: Algunas bebidas con coloración ocasionan cambios de coloración en las carillas de composite. Nos referimos al café, vino tinto, gaseosas, curry, soja, té, entre otros.

 

  1. Alimentos pegajosos o duros: Los alimentos muy duros y pegajosos pueden hacer que las carillas dentales se rompan o despeguen, independientemente del material en el que se hayan fabricado.

Por lo tanto, recomendamos evitar alimentos como: turrones, frutos secos, hielo, etc. y picar en trozos alimentos como las manzanas o bocadillos, ya que al morder es habitual realizar un movimiento de palanca que pone en riesgo la integridad de las carillas.

 

  1. Hábitos de higiene bucal: Mantener los hábitos de higiene es fundamental para asegurar la salud bucodental y conservar los dientes por toda la vida. En el caso de las carillas dentales, ayudan a que conserven sus propiedades estéticas por más tiempo. Algunos consejos son:
  • Cepillar los dientes después de cada comida.
  • Utilizar enjuague bucal por lo menos 2 veces al día.
  • Usar seda dental tras el cepillado.
  • Acudir a una consulta de higiene bucodental para realizar una limpieza profesional en gabinete mínimo una vez al año.

  1. Férula de bruxismo: Es un dispositivo que indicamos en pacientes que padecen bruxismo y aprietan o rechinan los dientes de forma involuntaria por la noche, ya que contribuye a la relajación de la musculatura facial y evita que se rompan las carillas.férula de bruxismo Madrid

 

  1. Hábitos parafuncionales: Algunas personas realizan hábitos que, aunque parezcan inofensivos pueden ocasionar grandes daños en los dientes y en las carillas dentales, tales como: morderse las uñas o los labios, mordisquear bolígrafos.

 

  1. Dientes como herramientas: Utilizar los dientes como herramienta para abrir o romper objetos puede causar que alguna de tus carillas se fracture o se despegue.

 

  1. Revisiones: Es importante acudir a las revisiones pautadas por nuestros especialistas, cuya periodicidad estará determinada en función de caso concreto.

 

Algunos problemas o urgencias que se derivan de no cumplir estas recomendaciones pueden ser:

 

  • Carilla que se despega: Consumir alimentos pegajosos o morder objetos puede ocasionar que la carilla se despegue.

La solución a este inconveniente dependerá del material en que se haya confeccionado. Si la carilla es de porcelana, será necesario volver a fabricarla en el laboratorio, en cambio, si la carilla es de composite se podrá reparar en la boca del paciente.

 

Lo más importante es que acudas inmediatamente a una consulta de valoración dental y no intentes pegarla en casa con pegamentos de alta toxicidad.

 

  • Carilla que se fractura: Las carillas se pueden romper si no se cumplen las recomendaciones mencionadas anteriormente o al recibir un fuerte golpe.

Como en el caso anterior, la solución dependerá del tipo de carilla y del tiempo que haya pasado desde que se produjo el daño.

 

Como hemos mencionado anteriormente, las carillas dentales son un tratamiento de alta durabilidad que hay que cuidar como al resto de los dientes teniendo en cuenta las recomendaciones descritas.

En nuestra clínica dental trabajamos con la última tecnología digital y los mejores artesanos protésicos para garantizar la máxima naturalidad al momento de crear una nueva sonrisa.

carillas dentales Madrid

Estamos a tu disposición para cualquier consulta sobre este tratamiento. Puedes ponerte en contacto con nosotros a través del siguiente formulario.

 





Source link

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Cómo cuidar las carillas dentales: consejos para alargar su duración puedes visitar la categoría Salud Dental Blog.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *