¿Cómo limpiar una férula dental?

30/08/2023

Índice


como limpiar ferula dental

Las férulas dentales se utilizan para tratar una variedad de afecciones dentales, como el bruxismo, el apiñamiento dental y la apnea del sueño, entre otros. Es importante saber cómo limpiar una férula dental para evitar la acumulación de bacterias y prolongar su vida útil y en este post vamos a explicarlo detalladamente.

Además, te explicaremos por qué es tan importante acudir a una clínica dental de confianza para resolver cualquier problema bucodental y tener la certeza de estar atendido por verdaderos profesionales de la odontología. 

Pasos para una limpieza de férula dental óptima

Vamos a ver los pasos que se deben seguir para mantener una férula dental en las mejores condiciones de higiene:

Paso 1: limpieza diaria

Lo primero que debemos tener en cuenta es que las férulas deben limpiarse a diario. Después de utilizarlas, se deben enjuagar con agua tibia para eliminar cualquier residuo de comida o placa dental. 

Además, debemos tener en cuenta que los restos de saliva que se acumulan pueden empezar a oler y deteriorarse en la superficie de la férula. Por eso hay que cepillar el aparato eliminando las bacterias y evitando la formación de placa bacteriana. 

Para cepillar la férula debemos utilizar un cepillo distinto al que usamos habitualmente. Es más recomendable emplear un cepillo específico para limpiar las férulas que tenga cerdas suaves y no debemos utilizar pasta de dientes en la limpieza, ya que la mayoría de las pastas dentífricas contienen componentes abrasivos que pueden influir en su desgaste y, por tanto, en su vida útil.

Se debe cepillar suavemente y asegurarnos de limpiar todas las superficies de la férula, incluidas las áreas que están en contacto con los dientes. Además,  siempre debemos enjuagar la férula nada más retirarla de la boca para evitar que las bacterias proliferen en la superficie del aparato.

Paso 2: limpieza semanal

Aparte de la limpieza diaria obligatoria, también debemos limpiar la férula dental a fondo al menos una vez por semana, sobre todo si percibimos que tiene un color amarillento. Vamos a ver tres maneras de llevar a cabo esta limpieza semanal:

  • Utilizar un limpiador de férulas específico. Pueden ser pastillas que se disuelven en agua. En ese caso, dejamos la férula en remojo según las recomendaciones del fabricante (suelen ser 20 minutos).
  • También se puede utilizar una mezcla de agua oxigenada y vinagre blanco o agua y peróxido de hidrógeno. Dejamos en remojo la férula durante 30 minutos como máximo, después la enjuagamos con agua tibia y secamos. A la hora de secar el protector bucal se recomienda dejarlo sobre una superficie seca y plana entre 15 y 20 minutos. Después se guarda la férula en una caja y, de esta manera, se previene la humedad y la acumulación de bacterias.
  • Utilizamos un producto para lavavajillas o jabón neutro en el agua para lavar la férula. Es importante enjuagar bien para eliminar cualquier resto de detergente de la férula. No hay que usar agua demasiado caliente para remojar su férula dental, ya que esto podría deformarla.

Paso 3: almacenamiento adecuado

El almacenamiento adecuado es otro factor importante para mantener la férula dental limpia y segura. Después de limpiar la férula hay que secarla completamente antes de guardarla en un estuche limpio y seco y después dejarlo en un lugar fresco y oscuro. Es importante no guardarla en lugares expuestos a la luz solar directa, ya que los rayos solares pueden afectar la calidad de la férula dental.

Paso 4: reemplazo regular.

Además, es muy importante reemplazar la férula dental de manera regular. La mayoría de las férulas dentales tienen una vida útil de seis meses a un año, dependiendo del tipo de férula y la frecuencia de uso. Si notamos algún signo de desgaste, como grietas o deformación en la férula dental, hay que reemplazarla  de inmediato, ya que, el uso de una férula dental en mal estado puede dañar los dientes y provocar una afección dental.

Paso 5: limpiar el estuche de manera adecuada.

No solo es importante limpiar las férulas, también lo es limpiar el estuche donde se guardan. De esta manera, se evita que las bacterias se acumulen dentro del recipiente. Como mínimo, debemos limpiar el estuche una vez a la semana. Podemos introducirlo en el lavavajillas o lavarlo a mano con productos similares.

Consejos adicionales para limpiar una férula dental

Vamos a ver algunos consejos adicionales para mantener las férulas dentales siempre limpias:

  • Para limpiar una férula dental, no debemos emplear nunca productos químicos fuertes, como lejía o alcohol, ya que podrían dañarla.
  • Evitar exponer la férula dental a temperaturas extremas o a la luz solar directa, ya que esto puede afectar el material de la férula.
  • Hay que mantener la férula dental fuera del alcance de los niños y las mascotas.
  • Para cualquier problema con la férula dental es imprescindible consultar de inmediato con tu dentista de confianza.

Como vemos, una limpieza adecuada resulta esencial para mantener las férulas dentales en buen estado y reemplazarlas regularmente según las recomendaciones del dentista. Siguiendo estos consejos podrás prolongar la vida útil de tus aparatos dentales y mantener una buena salud bucodental. Para cualquier duda o consulta sobre tus férulas no tienes más que pedir cita con nosotros. Estaremos encantados de responder a todas tus preguntas. Te esperamos.



Source link

Si quieres conocer otros artículos parecidos a ¿Cómo limpiar una férula dental? puedes visitar la categoría Salud Dental Blog.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *