Después del verano… ¡toca revisión en el dentista!

05/09/2023

Índice


Somos conscientes. La revisión con el dentista es una de esas cosas que debemos hacer sí o sí, pero que muchas veces vamos posponiendo. En ocasiones, provocando complicaciones innecesarias. 

La recomendación general es hacer una revisión completa cada seis meses: 

Si tuviésemos que fijar estas dos fechas anuales, una la haríamos en enero, tras los excesos navideños y para empezar el año con buen pie.

La segunda, sin duda, a final de verano. 

¿Quiere saber por qué? Te lo explicamos a continuación. 

 

 ¿Por qué tu salud bucodental se resiente más en verano?

Nos encanta el verano, eso es así.

La playa, los días que se alargan, los helados, los planes con amigos, las cañas y refrescos en el chiringuito, las escapadas…

Pero muchos de estos placeres estivales tan buenos para nosotros, no lo son tanto para nuestra boca. Estos son los motivos:

 

Cambios en la rutina.

Estemos o no de vacaciones, en verano solemos cambiar nuestras rutinas.

Nos surgen planes improvisados, comemos en la oficina o fuera de casa, consumimos muchos más refrescos y bebidas azucaradas y, además, es habitual que descuidemos un poco más nuestra higiene oral.

 

Mayor consumo de alimentos y bebidas azucaradas.

¿Cuántos helados, batidos, granizados y refrescos has podido consumir a lo largo de este verano? Con este calor parece imposible sucumbir a ellos, aunque debemos tener presente que su alto porcentaje de azúcar es el culpable de la aparición de la placa y, en consecuencia, de las temidas caries

 

Cambios de temperatura

Cuando aprieta el calor, lo que más apetece es tomar algo bien fresquito. Pero estos cambios de temperatura pueden debilitar nuestro esmalte, haciendo que aparezca la molesta sensibilidad dental. 

Si además tomamos bebidas ácidas, como zumos cítricos, cervezas con limón, etc., la sensibilidad puede agudizarse todavía más. 

 

Viajes y ocio fuera de casa

Responde con sinceridad: ¿Llevas contigo tu cepillo de dientes cada vez que comes fuera de casa? La mayoría no lo hace.

Comentábamos antes que el cambio de rutinas afecta negativamente a nuestros hábitos de higiene, y es una realidad.

 

Las fracturas dentales

Las estadísticas dicen que las fracturas dentales aumentan alrededor de un 30% en verano. Esto se debe a que pasamos mucho más tiempo fuera de casa, practicando deportes al aire libre…

También es habitual cometer algunas imprudencias, como morder hielo o abrir botellas o recipientes con la boca. Spoiler: no suele acabar bien.

 

La deshidratación

La sequedad bucal es un problema común durante esta época de calor, y la saliva juega un papel crucial en la protección de los dientes contra las bacterias. Una boca seca es el medio perfecto para la proliferación de bacterias y el aumento de placa bacteriana, que provoca caries o mal aliento

 

Algunos consejos para mantener una buena salud bucodental en verano

Ahora que hemos identificado los riesgos del verano para nuestros dientes, es más sencillo tomar ciertas medidas:

 

Mantén tu rutina de cuidado oral

Cepilla tus dientes después de cada comida, aunque lo hagas fuera de casa, y utiliza el hilo dental de forma habitual.

Si usas férula de descarga u ortodoncia invisible, recuerda que tu tratamiento no se toma vacaciones, por lo que deberán acompañarte siempre. 

 

Cuidado con los excesos

Intenta limitar el consumo de alimentos y bebidas azucaradas y ácidas. 

Además, ten en cuenta que los cambios bruscos de temperatura son aliados de la sensibilidad dental. 

 

Mantén tu boca hidratada

Bebe suficiente agua para que los niveles de saliva sean los adecuados. Esta te ayudará a neutralizar los ácidos, a eliminar los restos de comida de la boca y a evitar la acumulación de bacterias.

 

Protege tus dientes

Si planeas realizar actividades deportivas de alto riesgo o practicar deportes acuáticos, considera el uso de protectores bucales para proteger tus dientes frente a fracturas. 

 

Pide cita para una revisión 

Nuestro último, pero no menos importante consejo, es que pidas cita con tu dentista a final del verano.

Seguro que has identificado alguno de estos riesgos de los que te hemos hablado. 

Pues bien, aunque el verano se nos pase en un abrir y cerrar de ojos, la realidad es que acabamos descuidando nuestra boca durante mucho más tiempo del que deberíamos.

Y lo vemos en la consulta cada año. 

Por eso, nuestra recomendación es que no dejes pasar la ocasión de realizar un chequeo con tu dentista de confianza a final del verano, para poder detectar cualquier problema a tiempo y encarar la recta final del año con una salud bucal de hierro. 

Si buscas un dentista en Mataró para tu revisión, ya sabes dónde encontrarnos. 



Source link

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Después del verano… ¡toca revisión en el dentista! puedes visitar la categoría blanqueamiento dental.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *