Endodoncia multirradicular: ¿Qué es y en qué consiste?

11/09/2023

Índice


Debido a la importancia funcional y estética de los dientes, los odontólogos siempre procuramos preservar su integridad. La endodoncia multirradicular es uno de los procedimientos destinados a sanar una pieza dental sin necesidad de extraerla. En este artículo, te explicamos en qué consiste.

¿Qué es una endodoncia multirradicular?

La pulpa es la parte blanda e interna de cada pieza dental y en ella se encuentran los nervios y los vasos sanguíneos. Se trata de un tejido conectivo blando ubicado en la cavidad pulpar, alojada en el interior del diente, y se divide en tres partes:

Las caries no tratadas son la patología que con más frecuencia afecta a la pulpa dental, pero también puede dañarse debido a traumatismos o al desgaste de la dentina y el esmalte. Las endodoncias se realizan en muchos de estos casos para evitar que pierdas el diente.

Cuando la pulpa se infecta o se inflama, puedes sentir dolor y sensibilidad al frío o al calor. Asimismo, es posible que el diente se oscurezca o que surja un flemón en la encía.

Estos síntomas te indican que necesitas una endodoncia, pero solo tu odontólogo podrá decirte de qué tipo, después de hacerte algunos estudios. Este procedimiento puede clasificarse, según la cantidad de raíces a intervenir, en unirradicular, birradicular o multirradicular.

Tipos de endodoncias

La anatomía de los dientes varía en función de la cantidad de raíces que tienen. En la mayoría de los casos, cada una tiene un único conducto y el proceso para curarlos se llama comúnmente “tratamiento de conductos”. En otras ocasiones, dentro de una misma raíz, puede haber varios conductos.

Endodoncia unirradicular

Es la menos compleja y se lleva a cabo en los dientes con una raíz, como los caninos y los incisivos. Sin embargo, algunos dientes tienen dos conductos.

Endodoncia birradicular

Es el tratamiento que trata la raíz con dos conductos o las piezas con dos raíces. Los premolares, tanto de la arcada inferior como de la superior, así como los molares inferiores, frecuentemente tienen esta morfología.

Endodoncia multirradicular

Por lo general, los molares superiores tienen tres raíces. No obstante, la anatomía de los dientes presenta muchas variaciones que son normales, especialmente en la muela del juicio, que puede tener cuatro raíces. En todos estos casos, se recurre a la endodoncia multirradicular si la patología afecta a tres o más raíces.

¿En qué consiste la endodoncia multirradicular?

Cuando hablamos de este tipo de endodoncia, nos referimos a un procedimiento complejo, pues consiste en eliminar la pulpa dental enferma de tres o más conductos afectados. Además, el tratamiento incluye el sellado de la cavidad, para lo que contamos con materiales cada vez más avanzados.

Es un proceso muy frecuente en odontología, ya que tiene el propósito de evitar la pérdida de una muela afectada. En España, el precio de la endodoncia depende de la complejidad del caso y del tipo de endodoncia. El precio de este tratamiento se sitúa a partir de 150 euros, aproximadamente.

Sin embargo, dado que cada paciente presenta necesidades particulares, es imprescindible acudir a una de las clínicas de Vitaldent y recibir una evaluación por parte de un odontólogo para obtener información precisa sobre el coste del tratamiento.

Una endodoncia multirradicular o de otro tipo preserva la dentadura natural, con varios objetivos. Entre ellos, figuran el cuidado del aspecto estético, de la masticación y la fonación. Igualmente, el tratamiento contribuye a mantener la densidad del tejido óseo y gingival de la zona donde se sitúa el diente.

En un estudio reciente, llevado a cabo por la Facultad de Odontología de la Universidad de Indiana, se analizaron más de 45.000 pacientes que habían sido sometidos a una endodoncia. El resultado fue que, en promedio, los dientes intervenidos mantuvieron su forma y su función durante 11 años.

¿Cómo se hace endodoncia multirradicular?

Como en todos los tratamientos de odontología, el primer paso es llegar a un diagnóstico correcto. Es preciso que se te haga un reconocimiento minucioso de la cavidad oral y un estudio radiográfico.

Este último tiene el objetivo de estudiar el diente afectado y analizar sus detalles anatómicos. El propósito es obtener una información que es esencial para planificar el tratamiento y asegurar su éxito.

Las radiografías permiten determinar la morfología de la cavidad pulpar, el número de conductos, su forma y su dirección. La curvatura de las raíces debe ser también evaluada, porque es un dato técnico que se debe conocer con antelación.

Antes de iniciar la endodoncia multirradicular, se administra anestesia local y se coloca un dique de goma que mantiene el diente libre de secreción salival y aislado de los otros tejidos de la boca. A continuación, se practica un orificio en la corona para tener acceso a la cámara pulpar y a los conductos.

El tejido blando interno es retirado y se limpian los espacios ya libres con una solución desinfectante. Después, es necesario preparar los conductos mediante instrumentos de limado con el propósito de darles una forma aproximadamente cónica.

Con este paso se facilita la limpieza definitiva y aseguramos la penetración del material biocompatible, con el que se consigue un sellado hermético en todo el espacio. Por último, se coloca un empaste provisional en la corona, para posteriormente repararla definitivamente.

Cuidados posteriores

Después de la endodoncia multirradicular, puedes sentir dolor durante siete a diez días. Las molestias proceden de los tejidos circundantes y se pueden calmar con los analgésicos que te prescriban o colocando compresas frías en la cara. Debes acudir a tus controles, en los cuales se verificará que todo ha salido bien.

A veces, el procedimiento no da el resultado esperado, y es preciso hacer una reendodoncia. Esto no significa que la técnica haya sido inadecuada, sino que alguno de los muchos factores necesarios para que tenga éxito ha fallado.

Uno de ellos puede ser que en la corona restaurada aparezca una fisura por la que penetran las bacterias, o que se presente una caries en el diente intervenido. El proceso de reendodoncia es similar: hay que abrir la corona, retirar el material de sellado, desinfectar y llenar de nuevo los conductos.

La endodoncia multirradicular es un procedimiento complejo, pero indispensable en muchos casos. Preservar la función de la dentadura y cuidar la integridad de la sonrisa es el objetivo de los odontólogos especializados. Encuentra el más cercano en clínicas Vitaldent.



Source link

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Endodoncia multirradicular: ¿Qué es y en qué consiste? puedes visitar la categoría Blog.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *