Halitosis: Diagnóstico y tratamiento

05/08/2022 - Actualizado: 24/09/2022

Halitosis- Diagnóstico y tratamiento

RESUMEN

Mal aliento (halitosis)

Índice

La halitosis -o el Mal Aliento- puede deberse a una mala higiene bucal, pero no siempre es así. También puede deberse a una serie de problemas de salud, como la sequedad de boca, la acidez de estómago o incluso una enfermedad en otra parte del cuerpo. El tratamiento de la halitosis depende de la causa subyacente.

¿Qué es la halitosis?

Es el término médico que designa el mal aliento. Todo el mundo tiene mal aliento de vez en cuando, sobre todo después de comer ajo, cebolla u otros alimentos fuertes. Pero el mal aliento que no desaparece (halitosis crónica) puede significar que tienes un problema de salud bucal o una enfermedad que afecta a otra parte del cuerpo.

Puede leer este articulo de Mal aliento - Diagnóstico y tratamiento

SÍNTOMAS Y CAUSAS

Es un síntoma de muchas afecciones diferentes. En otras palabras, es como un mensaje de advertencia de tu cuerpo. Encontrar la causa de la halitosis es el primer paso para tratar el problema.

¿Qué tan común es la halitosis?

Es una enfermedad muy extendida, que afecta aproximadamente a 1 de cada 4 personas en todo el mundo. Un estudio de investigación, que combinó los resultados de 13 artículos de revistas médicas, descubrió que la halitosis afecta a un 31,8% de la población.

¿Cuáles son los síntomas de la halitosis?

El principal síntoma de la halitosis es un aliento fétido que no desaparece. El olor puede ser lo suficientemente fuerte como para que otras personas lo noten.

¿Cuál es la causa más común del mal aliento?

La causa más común de la halitosis es la falta de higiene bucal. Sin una higiene bucal adecuada -como el cepillado, el uso del hilo dental y las limpiezas dentales rutinarias- las bacterias dañinas invaden tu boca y se multiplican sin control. Esto puede provocar varios problemas de salud bucal, como la halitosis, las caries y las enfermedades de las encías.

¿Cuáles son otras causas de la halitosis?

Aunque la mala higiene bucal es la causa más común de la halitosis, no es la única. Hay varias otras condiciones que pueden causar mal aliento, incluyendo:

  • Boca seca: La saliva ayuda a lavar la boca, por lo que si el cuerpo no produce suficiente saliva, puede provocar halitosis. El tabaquismo puede provocar sequedad bucal y también aumenta el riesgo de padecer enfermedades de las encías. Además, ciertos medicamentos pueden provocar sequedad bucal.
  • Cánceres de cabeza y cuello: Los síntomas del cáncer oral u orofaríngeo (la orofaringe está entre la nariz y la boca) incluyen llagas que no se curan, dolor de boca, dificultad para tragar, un bulto en el cuello y pérdida de peso inexplicable.
  • Enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE): Se trata de un trastorno digestivo en el que el ácido o el líquido del estómago se filtra hacia el esófago, el conducto que lleva los alimentos de la boca al estómago.
  • Cálculos en las amígdalas: Cuando los alimentos se atascan en las amígdalas (situadas en la parte posterior de la garganta), a veces se endurecen formando depósitos de calcio llamados cálculos amigdalinos o tonsilolitos.
  • Enfermedad de las encías: La gingivitis es una inflamación de las encías que puede causar enrojecimiento, hinchazón y sangrado. Está causada por la placa, una película pegajosa que se acumula en los dientes y que puede eliminarse con el cepillado y el hilo dental. La gingivitis no tratada puede conducir a la periodontitis, que daña el tejido de las encías y puede conducir a la pérdida de dientes y hueso alrededor de sus dientes. La boca de trinchera es una forma avanzada de la enfermedad de las encías que puede implicar dolor intenso, sangrado, fiebre y fatiga. (Se llama "boca de trinchera" porque era una enfermedad común para los soldados en las trincheras durante la Primera Guerra Mundial).
  • Infecciones en la nariz, la garganta o los pulmones: Las personas con neumonía, por ejemplo, tosen un líquido que huele mal.
  • Diabetes: Las personas con diabetes tienen un mayor riesgo de padecer enfermedades de las encías, y éstas pueden dificultar el control de la diabetes porque pueden aumentar el nivel de azúcar en sangre.
  • Enfermedad hepática o renal: Cuando el hígado y los riñones funcionan correctamente, filtran las toxinas del cuerpo. Pero en las personas con enfermedades hepáticas o renales, estas sustancias tóxicas no se eliminan. Esto puede provocar halitosis.
  • Síndrome de Sjögren: Esta enfermedad autoinmune puede provocar dolor muscular, sequedad de ojos, de piel y de boca (lo que suele estar relacionado con la halitosis).

¿Qué significa si tienes mal aliento todo el tiempo?

Si tienes halitosis crónica, podría significar que tienes una enfermedad de las encías. Pero no siempre es así. La halitosis también puede ser un síntoma de las enfermedades enumeradas en la sección anterior.

Si tienes un mal aliento que no desaparece, pide una cita con tu dentista. Si la halitosis se debe a una mala higiene bucal, una limpieza dental o un procedimiento periodontal (de las encías) debería ayudar. Si tiene dientes y encías sanos, la halitosis puede estar relacionada con un problema en otra parte del cuerpo.

DIAGNÓSTICO Y PRUEBAS

¿Cómo puedo saber si mi aliento apesta?

Si tienes mal sabor de boca, probablemente tengas un olor bucal que otros pueden oler. Para saberlo con seguridad, haz una evaluación con tu dentista.

GESTIÓN Y TRATAMIENTO

¿Cómo se trata la halitosis?

El tratamiento de la halitosis depende de la causa del problema. Por ejemplo, si el mal aliento se debe a una mala higiene bucal, una limpieza dental y la mejora de la higiene bucal en casa probablemente ayudarán.

Pero si la halitosis es un síntoma de otra afección en alguna otra parte del cuerpo, su médico de cabecera puede ayudarle con el diagnóstico y el tratamiento adecuados.

En ocasiones, su dentista puede recomendarle enjuagues bucales especiales para combatir ciertas bacterias de su boca.

¿Cómo puedo deshacerme permanentemente del mal aliento?

Como se ha mencionado anteriormente, el tratamiento de la enfermedad subyacente es la única cura para la halitosis. Los chicles y los caramelos de menta sólo encubren el problema.

Una vez que el médico determine la causa de la halitosis, podrá crear un plan de tratamiento adaptado a sus necesidades específicas.

Puede leer este articulo de Mal aliento - Diagnóstico y tratamiento

PREVENCIÓN

¿Cómo puedo prevenir la halitosis?

Una higiene bucal adecuada es la mejor manera de mantener un aliento limpio y fresco. He aquí algunas pautas generales:

  • Cepíllate dos veces al día, durante al menos dos minutos cada vez, y utiliza el hilo dental una vez al día. Acuérdate de limpiarte la lengua con el cepillo o con un rascador lingual, que puedes comprar en el pasillo de la salud bucodental.
  • Utiliza un enjuague bucal antibacteriano sin alcohol.
  • Acude a tu dentista con regularidad para revisiones y limpiezas. Para algunas personas, esto puede ser cada seis meses. Pero otras pueden necesitar visitas más frecuentes para mantener su salud bucal bajo control.
  • Bebe mucha agua para evitar la sequedad bucal.
  • Aumenta la producción de saliva utilizando chicles sin azúcar, chupando caramelos sin azúcar o comiendo alimentos saludables que requieran mucha masticación. Tu dentista puede recomendarte o recetarte productos que produzcan saliva artificial o que ayuden a tu cuerpo a producirla.
  • Evita el alcohol, la cafeína y los productos del tabaco porque pueden resecar tu boca.

¿Cuál es la mejor técnica para cepillarme los dientes?

Aquí tienes algunos consejos y trucos para cepillarte los dientes correctamente:

  • Utiliza un cepillo de dientes de cerdas suaves. Asegúrate de que su tamaño y forma te permiten llegar a todas las zonas de la boca.
  • Sustituye tu cepillo de dientes al menos cada tres o cuatro meses, o más a menudo si parece desgastado.
  • Sujeta el cepillo de dientes en un ángulo de 45 grados hacia las encías y da pasadas cortas, más o menos del ancho de un diente. Asegúrate de llegar a la parte exterior, interior y superior de cada diente.
  • No presiones con fuerza el cepillo. Un cepillado agresivo o el uso de un cepillo de cerdas duras podría provocar la recesión de las encías.


¿Cuál es la mejor técnica para usar el hilo dental?

La limpieza entre los dientes es tan importante como el cepillado. El hilo dental puede limpiar lugares a los que el cepillo no puede llegar. Para usar el hilo dental correctamente

  • Rompe unos 45 centímetros de hilo dental y envuélvelo alrededor de tus dedos corazón.
  • Utiliza los pulgares y los índices para sujetar el hilo dental con fuerza, de modo que queden uno o dos centímetros entre los dedos.
  • Guíe esa sección central entre sus dientes, envuelva el hilo dental alrededor de un diente (en forma de "C") y frote hacia arriba y hacia abajo la longitud de ese diente de siete a 10 veces. (Nota: La fricción es necesaria para eliminar la placa de la superficie de tus dientes. Los hilos dentales de agua son excelentes para eliminar trozos grandes de comida y residuos. Pero si utiliza un hilo dental de agua, asegúrese de utilizar también hilo dental normal).
  • Ahora, envuelve el hilo dental alrededor del diente vecino y repite estos pasos.
  • Si no has utilizado el hilo dental, es posible que haya un poco de sangrado y molestias durante los primeros días, pero deberían desaparecer.

PERSPECTIVA/PRONÓSTICO

¿Qué puedo esperar si tengo halitosis?

La mayoría de las personas pueden deshacerse de la halitosis crónica tratando la enfermedad subyacente. Eso puede ser tan sencillo como mejorar su rutina de higiene bucal.

Si el mal aliento crónico se debe a un problema de salud subyacente, es posible que haya que probar y equivocarse para averiguar qué funciona en su caso. Es posible que su médico tenga que probar diferentes medicamentos o cambiar las dosis. O puede pedir que se hagan más pruebas para determinar la causa exacta.

VIVIR CON

¿Cuándo debo acudir a mi profesional sanitario?

Si practica una buena higiene y sigue teniendo halitosis, programe una cita con su dentista. Algunas personas acumulan la placa más rápido que otras y pueden necesitar limpiezas más frecuentes. También puede concertar una cita con un periodoncista (especialista en enfermedades de las encías) que pueda ver si la enfermedad de las encías es la causa de la halitosis.

Si su dentista no encuentra ningún problema de salud bucodental -como caries o enfermedad de las encías-, su médico de atención primaria puede determinar si otra condición está causando la halitosis.

La halitosis es una condición común que puede causar vergüenza o baja autoestima. Pero el mal aliento no es algo de lo que haya que avergonzarse. A menudo es sólo la forma en que su cuerpo le dice que algo no está bien. La buena noticia es que, por lo general, puedes deshacerte de la halitosis tratando el problema de salud subyacente. Tu dentista y tu médico de cabecera pueden trabajar juntos para averiguar qué es lo más eficaz para ti.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Halitosis: Diagnóstico y tratamiento puedes visitar la categoría Halitosis.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *