Indicaciones para el cuidado de los retenedores

05/09/2023

√ćndice


Los retenedores se utilizan en la fase posterior al tratamiento de ortodoncia con el objetivo de evitar que los dientes vuelvan a desplazarse.

Retenedores fijos

El alambre que hace la función retenedora se coloca en los seis dientes de delante, escondido por la cara lingual de los dientes (la que mira a la lengua) de forma que no se vea. Este alambre está dispuesto de colmillo a colmillo en vez de ir de muela a muela para permitir una buena higiene. Los dientes de delante son más planos y no generan espacios muertos difíciles de limpiar. El retenedor fijo está pegado a ellos, por lo que no se puede poner y quitar. Debemos comer y cepillar los dientes con él puesto.

Muchas personas eligen los retenedores fijos por su mayor comodidad en algunos aspectos. Una vez el paciente se adapta a él, olvida que lo tiene y ya no le hace falta estar recordando cuando tiene que ponerlo y cuando tiene que quitarlo cada día. Hay que conocerse a uno mismo a la hora de tomar esta decisión: si crees que vas a cansarte pronto de los retenedores removibles, llamados essix (plásticos), y que no vas a ponértelos todas las noches, es mejor que optes por los retenedores fijos.

 

retenedor-fijo-cara-lingual-cuidados

 

Aunque existen tambi√©n varios contras a la hora de llevar retenedores fijos. En primer lugar, la higiene es una cuesti√≥n importante. El alambre genera m√°s uniones y zonas retentivas para restos de comida o para el sarro. Es fundamental limpiarse bien la placa bacteriana de esos espacios para evitar que se genere muy r√°pido el sarro. Esto no tiene porqu√© significar un problema siempre y cuando se acuda a las revisiones semestrales, anuales, o las que est√©n marcadas seg√ļn le convenga para hacer un mantenimiento de limpieza o lo que necesite al aparato para comprobar que sigue en buen estado y que cumple su funci√≥n.

A veces, al forzar el retenedor o comer algo especialmente duro, este puede sufrir cambios, puede desajustarse, despegarse y rozar. Cuando esto suceda, hay que ir a arreglarlo en seguida. El problema viene  cuando el retenedor fijo se despega y el paciente no lo nota. Si por este u otro motivo no se va a revisión, es posible que se mueva el diente/s que no estén sujetos. Se recomienda estar siempre atentos a estas situaciones y acudir a las revisiones de mantenimiento. Por otro lado si se combina el retenedor fijo con el removible (essix o plástico removible), el paciente puede estar muy tranquilo ya que se beneficia de las ventajas de los dos tipos de retenedor. Si se despega el retenedor fijo, aunque no lo detecte el paciente, seguirá manteniendo el resultado si se pone por las noches el retenedor removible.

 

 

En caso de perder el retenedor removible y mientras que lo localizamos o hacemos uno nuevo, contamos con el retenedor fijo para evitar movimientos de la zona anterior, que es la que suele tener mayor recaida (recidiva) y es la mas est√©tica. Esto es relativamente frecuente en viajes (olvidos en los que se dejan en el hotel y se tardan un tiempo en recuperar), si se pierden con las maletas, en mudanzas, cuando se envuelven en servilletas de papel en casa y al limpiar se tiran sin querer, en alg√ļn bar/restaurante tambi√©n envueltos en servilletas, durante embarazos (alguna paciente prefiere no dormir por sentirse inc√≥moda sobre todo en el primer trimestre), mascotas que los alcanzan y rompen (los perros siempre que tienen oportunidad), etc. Aunque estas situaciones no se dan todos los d√≠as, despu√©s del esfuerzo de haber realizado un tratamiento de ortodoncia y si queremos que dure a largo plazo (hablamos de muchos a√Īos), tenemos que tener en cuenta que pueden ocurrir estos imprevistos.

Retenedores removibles

El uso de los retenedores removibles es diferente al de los fijos. La utilización que cada paciente hará de ellos dependerá fundamentalmente de las indicaciones del ortodontista, ya que cada caso es diferente. Entre las claras ventajas de los retenedores removibles están la comodidad y el mayor nivel de higiene que permiten, ya que pueden extraerse para comer y lavarse bien los dientes.

 

cuidados-retenedor-removible-dental

El retenedor removible tambi√©n debe limpiarse. Se suele hacer con el propio cepillo de dientes y un jab√≥n con PH neutro o jab√≥n de manos. No es suficiente con enjuagarlo, la placa bacteriana tambi√©n se acumula en su superficie aunque no lo utilicemos para comer y la √ļnica manera de arrastrala para retirarla es con la acci√≥n mec√°nica de las cerdas del cepillo.

En el caso de los tratamientos de ortodoncia transparente removible (tipo Invisalign) los alineadores o plásticos son activos, buscando un cambio en la posición de los dientes a diferencia de los plásticos que sirven como retenedores que son pasivos y cuyo objetivo es mantener la posición conseguida durante el tratamiento. Una gran diferencia es que los plásticos activos del tratamiento de ortodoncia se utilizan una media de 7-10 días hasta que cumplen su función y pasamos a los siguientes. Estos se pueden lavar con cepillo y pasta de dientes. No es lo que dicen las casas comerciales o los laboratorios ya que argumentan que la pasta de dientes produce algo de cambio de color en los plásticos (amarillean). Pero con tan pocos días de uso no da tiempo a grandes cambios en los plásticos por lo que no es muy relevante, si se limpian con pasta de dientes o jabón de manos.

Sin embargo, sí conviene seguir estos consejos cuando el plástico para a ser utilizado como un mantenimiento o retenedor de ortodoncia.

Los pacientes que utilizan retenedores de pl√°sticos durante el tratamiento tienen la costumbre de cambiarlo cada 7 d√≠as aproximadamente por la evoluci√≥n de este, por lo que les resulta extra√Īo cuando explicamos que estos pueden en realidad durar a√Īos. Estos duran sin ning√ļn problema hasta dos a√Īos.

Al terminar el tratamiento se siguen programando revisiones peri√≥dicas para comprobar que todo va bien. Es recomendable traer los pl√°sticos en cada revisi√≥n. A veces, los retenedores pueden adquirir un color amarillento. Esto no implica que est√©n sucios, sino envejecidos, ya que el PH alcalino de la saliva puede provocarlo. Cuando esto suceda, podemos cambiar dichos pl√°sticos si el paciente as√≠ lo quiere. Adem√°s, como indicaci√≥n del profesional, en cada revisi√≥n se comprueba que ning√ļn diente se est√© moviendo. En caso contrario, se hace una lectura de la boca con el esc√°ner 3D por si fuese necesario cambiar el retenedor por no hacer su funci√≥n.

El punto negativo de los retenedores removibles son las p√©rdidas y los olvidos. Por este motivo, en caso de optar por ellos, conviene tambi√©n tener un segundo retenedor de repuesto siempre a mano por si acaso, por lo que recomendamos conservar el pen√ļltimo utilizado en el tratamiento. En Dental 2DOCE somos partidarios de tener dos retenedores siempre a nuestra disposici√≥n, uno fijo y uno removible o dos removibles.

Adicionalmente, otras indicaciones importantes a tener en cuenta son:

  • Aunque se puede limpiar el retenedor con nuestro propio cepillo de dientes, tambi√©n se puede tener uno aparte que se utilice exclusivamente para el pl√°stico. As√≠ evitaremos estropear las cerdas de nuestro cepillo tan r√°pido.
  • No limpies el retenedor poni√©ndolo a hervir ni meti√©ndolo en el friegaplatos. El calor puede hacerle perder la forma.
  • El laboratorio recomienda no utilizar pastillas efervescentes para la limpieza del retenedor, especialmente en tratamiento activo. Sin embargo, muchas personas utilizan este m√©todo durante el mantenimiento posterior.
  • Un m√©todo casero para lavar el retenedor es el uso del vinagre.
  • Para el retenedor fijo hay un hilo espec√≠fico que se puede comprar en la farmacia. Conviene usarlo adem√°s del cepillo y la pasta de dientes para mantener una correcta higiene. En el siguiente art√≠culo os contaremos en detalle cual es y como se usa.

 

 

Si necesitas información y/o quieres una cita para revisar tu caso puedes contactar con nosotros:

Puedes contactar con nosotros por:

‚Ė† Tel√©fono: 917372438
‚Ė† WhatsApp: 747863622
‚Ė† Correo: info@dentaldosdoce.es



Source link

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Indicaciones para el cuidado de los retenedores puedes visitar la categoría Ortodoncia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *