Lo que nunca debería preguntar a su dentista | Salud | BuenaVida

31/08/2023


"Doctor, tengo pelos en la lengua". ¬ŅCree que es un chiste? Pues no. Ocurre, como otras miles de an√©cdotas con las que los doctores podr√≠an escribir libros fascinantes (o terror√≠ficos, seg√ļn se mire) y que surgen a partir de consultas de pacientes un poco despistados. Esto es una selecci√≥n de siete de ellas, todas del gremio de los dentistas. O lo que es lo mismo: lo que nunca deber√≠a preguntar al especialista, si no quiere que lo tomen por b√°rbaro.

1. ¬ŅPuede respetar el sarro de mi dentadura?

Una paciente me dijo que su halitosis se debía a que no tenía relaciones sexuales, suficientes y satisfactorias, con su pareja"

Daniela Carranza, odont√≥loga del Instituto Profesor Sada, recuerda: "Un d√≠a acudi√≥ un paciente con muy buena pinta a la consulta. Era bastante guapo e iba muy arreglado. Se sent√≥ en el sill√≥n y me dijo que ven√≠a a una revisi√≥n por si ten√≠a alguna caries, pues sent√≠a molestias en la boca. Mi sorpresa fue que al realizar la exploraci√≥n, tal era la capa de sarro que ten√≠a, que apenas se le ve√≠an los dientes de abajo. No pod√≠a creerlo. Cuando le expliqu√© la necesidad de una limpieza profunda y un tratamiento periodontal para sanear sus enc√≠as y valorar si hab√≠a caries, ya que el sarro imped√≠a la correcta valoraci√≥n, se neg√≥ en rotundo, coment√°ndome que llevaba a√Īos sin lavarse los dientes para poder acumularlo. Intent√© darle todas las explicaciones cient√≠ficas para convencerlo de que estaba equivocado y que esa situaci√≥n originar√≠a la p√©rdida irremediable de sus dientes, pero el paciente no entr√≥ en raz√≥n y finaliz√≥: '¬°Yo soy feliz con mi sarro!". Desde el Instituto Nacional de Investigaci√≥n Dental informan: "Cuanto m√°s tiempo permanezcan la placa y el sarro (formado por bacterias, mucosidades y otras part√≠culas) sobre los dientes, m√°s da√Īo puede hacer". Las bacterias causan una inflamaci√≥n de las enc√≠as que se llama gingivitis. Cuando no se trata, se convierte en periodontitis (las enc√≠as se alejan de los dientes y forman espacios o bolsas que se infectan). Las toxinas de las bacterias y la respuesta natural del cuerpo contra la infecci√≥n destruyen la dentadura.

2. ¬ŅInfluye la falta de sexo en un aumento de la halitosis?

Mar√≠a Jos√© Jim√©nez Garc√≠a, directora del departamento de Periodoncia de la Cl√≠nica Ciro de Madrid, rememora este episodio: "Una paciente me dijo que presentaba halitosis y que cre√≠a que se deb√≠a a que no ten√≠a relaciones sexuales, ni suficientes ni satisfactorias, con su pareja. Le contest√© que no hab√≠a ninguna base cient√≠fica para esa afirmaci√≥n y le expliqu√© cu√°les son los mecanismos en la producci√≥n de la halitosis, como la degradaci√≥n metab√≥lica de las bacterias de la cavidad oral, que dan lugar a diversos compuestos que son los responsables del mal sabor y olor. Le recomend√© mejorar su higiene oral, un tratamiento a su estado periodontal y la utilizaci√≥n de colutorios espec√≠ficos para la prevenci√≥n y eliminaci√≥n. Esto confirma que en Espa√Īa sigue habiendo una cultura dental deficiente. Vemos muchos pacientes con mala higiene oral, elevado n√ļmero de caries y presencia de enfermedad periodontal en diversos grados de evoluci√≥n, as√≠ como p√©rdidas de piezas sin sustituci√≥n".

3. ¬ŅHay combinaciones milagrosas contra el dolor de muelas?

Javier Ortega, odont√≥logo de Cl√≠nica Menorca, nos cuenta su experiencia: "Barbaridades se oyen muchas, pero creo que la mayor fue la de un paciente que acudi√≥ a consulta desesperado por un dolor de muelas que no pod√≠a calmar. Entendiendo por nada locuras tales como colocarse en la zona una aspirina, echarse vodka por encima y enjuagarse despu√©s con gasolina. Sin embargo, lejos de ayudar, la aspirina es un √°cido que, aplicada directamente sobre el tejido blando, quema la enc√≠a, con serios problemas dif√≠ciles de solucionar en el futuro. En el caso del alcohol, lo m√°s probable es que la enc√≠a quede enrojecida, con √ļlceras. Es dif√≠cil mantener mucho tiempo un l√≠quido en un punto concreto, lo m√°s normal es que se extienda por la zona y al final se trague. Si lo repetimos tres o cuatro veces, al final el dolor no desaparece, pero ya no eres consciente de √©l por el estado de embriaguez. Los riesgos de la gasolina no se pueden enumerar porque son infinitos, no solo en dientes, tambi√©n en enc√≠as, mucosas y boca en general". Moraleja: no busque soluciones en foros de Internet.

4. ¬ŅQui√©n quiere un blanqueamiento dental, teniendo lim√≥n y bicarbonato?

Dory S√°nchez, directora de la Cl√≠nica Rosales, explica: "Nos ven√≠an muchos clientes con los dientes totalmente deteriorados porque hab√≠an estado durante a√Īos frot√°ndoselos con lim√≥n para blanquearlos, y eso es una aut√©ntica barbaridad, como cepillarlos con bicarbonato. Este tipo de h√°bitos lo que hace es da√Īar el esmalte, en ocasiones, de un modo irreparable. Cada vez hay m√°s cultura dental, pero todav√≠a queda mucho camino por recorrer". Por cierto, el 22% de espa√Īoles se cepilla los dientes menos de dos veces al d√≠a y la duraci√≥n del acto no alcanza los 2 minutos recomendados, seg√ļn la encuesta europea sobre salud oral Wrigley y GSK.

Ven√≠an muchos clientes con los dientes totalmente deteriorados porque hab√≠an estado durante a√Īos frot√°ndoselos con lim√≥n para blanquearlos"

5. ¬ŅMe pone un implante dental por menos de 200 euros?

Carlos √Ālvarez, de la Cl√≠nica Sonr√≠e Granada, defiende: "La gente cree que 200 euros es un precio justo para un implante, y nada m√°s lejos de la realidad. Quiz√° para la pieza, s√≠, pero hay que a√Īadir estudio, fase quir√ļrgica, aditamento prot√©sico, corona de porcelana... Una mala elecci√≥n en los implantes nos puede acarrear muchos trastornos que afectan a la salud y calidad de vida". La Sociedad Espa√Īola de Periodoncia (SEPA) confirma: "La diferencia de precio radica, sobre todo, en la calidad del servicio y los materiales empleados. Un buen diagn√≥stico, realizado por un equipo multidisciplinar de profesionales, es un elemento b√°sico para establecer un correcto, adecuado y efectivo tratamiento con implantes dentales". Inf√≥rmese pues en el colegio de odont√≥logos de su ciudad antes de decantarse por una cl√≠nica, y dude de las ofertas que anuncian "desde 200 euros‚Ķ", pues a menudo no incluyen el resto de los servicios b√°sicos.

6.¬† ¬ŅEs esto lo peor que me ha pasado en la vida?

D√©bora R. Vilaboa, directora de la Cl√≠nica Vilaboa y miembro de la Academia Europea de Est√©tica Dental, expone su caso: "La mayor barbaridad que he escuchado en mis treinta a√Īos de andadura profesional es cuando comunicamos a un paciente el plan de tratamiento dental que deb√≠a seguir y, completamente en serio, me contesta: 'A ver si con un poco de suerte me he muerto de aqu√≠ a un a√Īo y as√≠ me evito tener que hacerme nada'. Comprendemos la actitud de ansiedad y miedo ante lo desconocido de algunos pacientes, que los tratamientos requieren siempre un esfuerzo, sobre todo al tener que acudir repetidas veces a la consulta, pero este hombre en concreto, en lugar de preguntar y hablar conmigo, prefiere rechazar el tratamiento pensando que es un sacrificio innecesario. Ten√≠a 48 a√Īos, ninguna enfermedad y no estaba bromeando". Seg√ļn este estudio de estomatolog√≠a, los factores que desencadenan el temor al dentista son el ruido de la m√°quina pieza de alta, el visionado del instrumental, las inyecciones y el coste econ√≥mico de la visita.

7. ¬ŅMe quita todas las piezas, por favor?

Concluimos con la historia del doctor Carlos G√≥mez Oliver, que en su consulta IA Implantolog√≠a Avanzada, vivi√≥ el siguiente episodio: "Apareci√≥ un d√≠a una paciente que, despu√©s de rellenar la ficha y pasar a consulta, mir√≥ hacia ambos lados y hacia atr√°s. En tono confidencial, nos dijo: 'Doctor, vengo a que me saque todas las muelas porque me han metido en ellas un microchip, me est√° espiando la C√ćA'. Consegu√≠ convencerla para que viniera otro d√≠a a hacerse una radiograf√≠a, as√≠ sabr√≠amos en qu√© piezas dentales ten√≠a los chips. Llamamos al tel√©fono fijo que nos hab√≠a dado y hablamos con su marido, quien nos dijo que padec√≠a un trastorno psiqui√°trico persecutorio‚ÄĚ. El dentista acaba valorando la salud dental de los espa√Īoles: ‚ÄúNos falta el h√°bito de la higiene completa. Usamos cepillo, pero nos cuesta utilizar la seda dental o los cepillos interdentales. Adem√°s, espaciamos las revisiones m√°s de lo aconsejable".

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PA√ćS, puedes utilizarla para identificarte



Source link

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Lo que nunca debería preguntar a su dentista | Salud | BuenaVida puedes visitar la categoría Noticias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *