Mordida borde a borde: ¿cómo se corrige?

13/09/2023

Índice


La mordida borde a borde es, quizá, una de las maloclusiones dentales menos conocidas. Sin embargo, en función de cuál sea su severidad, puede ocasionar daños más o menos relevantes. Por ello, en este artículo vamos a contarte qué es exactamente, qué problemas provoca y con qué tratamientos se puede corregir.

¿Qué es la mordida borde a borde?

La mordida borde a borde es un tipo de maloclusión dental en la que los bordes incisales de los incisivos superiores e inferiores contactan entre ellos cuando la persona tiene la boca cerrada.

Sin embargo, la mordida borde a borde no es la oclusión ideal. En una mordida adecuada, los incisivos superiores se encuentran ligeramente adelantados respecto a los inferiores. Y, además, los sobrepasan en sentido vertical. Es decir, cubren alrededor de un tercio de los dientes inferiores.

Tipos de mordida borde a borde

La mordida borde a borde puede ser de dos tipos: dental o esquelética.

  • Mordida de borde a borde de origen dental: en general, es la más sencilla de solucionar, ya que la maloclusión se debe, únicamente, a una mala alineación de los dientes.
  • Mordida de borde a borde de origen esquelético: es relativamente sencilla de corregir durante la infancia, entre los seis y los nueve años, aproximadamente. Sin embargo, en los adultos su tratamiento es complejo, ya que suele requerir cirugía. La mordida borde a borde de origen esquelético se produce como consecuencia de un crecimiento inadecuado de los huesos maxilares (maxilar superior y mandíbula) durante la infancia.

Causas de la mordida borde a borde

La mordida borde a borde puede estar causada por diferentes circunstancias. Normalmente, se debe a una combinación de factores genéticos y ambientales como los siguientes:

  • Genética: la mayoría de las maloclusiones dentales son hereditarias. Por tanto, un progenitor con mordida de borde a borde tiene posibilidades de transmitirla a su descendencia.
  • Hábitos orales perjudiciales durante la infancia: los hábitos de chuparse el dedo, usar demasiado el biberón o el chupete y empujar la lengua contra los dientes frontales pueden causar mordida borde a borde.
  • Pérdida temprana de dientes de leche: el recambio de los dientes temporales por los permanentes debe producirse alrededor de una determinada edad. Si un niño pierde un diente de leche demasiado pronto debido a una caries o a un golpe, los dientes adyacentes tenderán a moverse para ocupar el espacio vacío. Esto puede alterar la erupción y la alineación de los dientes permanentes y causar una mordida borde a borde.
  • Dientes temporales sobre piezas dentales retenidas: esta circunstancia causa malposición del diente sucesor permanente.

¿Por qué se debe corregir la mordida borde a borde?

Las principales razones por las que se debe corregir una mordida borde a borde son las siguientes:

  • Desgaste dental: el contacto directo entre los dientes superiores e inferiores hace que se desgasten progresivamente. En definitiva, es como si los bordes de los dientes se fueran limando, lo que reduce su altura. Esto se debe a que los dientes no están preparados para resistir el choque o la presión constante que ejercen unos contra otros.
  • Fracturas dentales: en los casos más severos, los desgastes pueden producir fisuras y fracturas en las piezas dentales que chocan entre ellas.
  • Sensibilidad en los dientes: la pérdida de estructura dental también conlleva problemas de sensibilidad. Y es que, a medida que se reduce el esmalte, se deja al descubierto la dentina. La dentina es una capa interna del diente que contiene las terminaciones nerviosas, por lo que reacciona ante estímulos muy fríos o calientes.
  • Problemas de masticación: los incisivos son unos dientes fundamentales a la hora de morder y cortar la comida. Por tanto, una mordida borde a borde suele dificultar la masticación de determinados alimentos.
  • Dolor en la articulación temporomandibular (ATM): una maloclusión severa, especialmente cuando tiene un origen esquelético, también es susceptible de causar sobrecargas en la articulación de la mandíbula. Esto, a su vez, puede causar dolores y molestias en la zona.
  • Problemas estéticos: además de todos los problemas funcionales que hemos mencionado, una mordida borde a borde puede afectar a la apariencia de la sonrisa.

Tratamiento de la mordida borde a borde

Existen distintos tratamientos para corregir la mordida borde a borde. La conveniencia entre uno u otro dependerá, fundamentalmente, de la edad de la persona y la severidad de la maloclusión.

Ortodoncia interceptiva

En el caso de los niños de entre seis y nueve años, aproximadamente, la mordida borde a borde puede corregirse mediante el uso de determinados aparatos de ortodoncia interceptiva.

Dichos aparatos permiten guiar y corregir el crecimiento de los huesos maxilares de los niños que padecen una mordida borde a borde de origen esquelético.

A las edades mencionadas (entre seis y nueve años) los huesos se encuentran en pleno crecimiento y resultan moldeables, por lo que se puede intervenir en su desarrollo.

Ortodoncia

A partir de los 12 años, los huesos maxilares ya no son moldeables, por lo que no se podrá recurrir a la ortodoncia interceptiva. En su lugar, se utilizarán tratamientos con brackets o alineadores invisibles.

Sin embargo, estos tratamientos están enfocados a corregir la mordida borde a borde de origen dental. En el caso de una mordida borde a borde de origen esquelético, será necesario valorar la severidad de la maloclusión.

Hay ocasiones en las que la mordida borde a borde se puede disimular con ortodoncia (brackets o alineadores invisibles), aunque no se puede corregir por completo. Sin embargo, ante casos leves que no cursan con molestias graves (desgastes excesivos, fracturas, problemas para comer…) la posibilidad de disimular la maloclusión con ortodoncia puede ser una buena opción.

Cirugía ortognática

La cirugía ortognática está indicada en pacientes que ya han concluido su crecimiento y que presentan una mordida borde a borde moderada o severa. Esto se debe a que es la opción de tratamiento más compleja, pero también la más eficaz para corregir las maloclusiones que cursan con molestias graves.

La cirugía ortognática es una intervención que debe ser realizada por un cirujano maxilofacial, en un hospital y mediante anestesia general. En dicha operación, el cirujano debe posicionar y redimensionar los huesos maxilares que se hayan desarrollado incorrectamente.

Dicho esto, conviene mencionar también que la cirugía ortognática siempre debe combinarse con una fase de ortodoncia (con brackets o alineadores). De esa manera, la cirugía ortognática intervendrá sobre los huesos y la ortodoncia sobre los dientes.

Por último, conviene tener en cuenta que, además de los tratamientos anteriores, pueden ser necesarios otros procedimientos para reparar los daños causados por la mordida borde a borde. Por ejemplo, puede ser recomendable realizar reconstrucciones, carillas o coronas en los dientes desgastados o fracturados por la mordida borde a borde.

Esperamos que este artículo te haya ayudado a saber más sobre la mordida borde a borde. De todas formas, si tienes alguna duda más, te animamos a consultarla con nuestros ortodoncistas.



Source link

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Mordida borde a borde: ¿cómo se corrige? puedes visitar la categoría Estética Dental.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *