¿Por qué se genera la pérdida de hueso?

30/08/2023


¿Por qué se genera la pérdida de hueso dental?

Aplazar la rehabilitación de un diente perdido es bastante perjudicial para la salud bucodental, ya que no solo acarrea el movimiento de los dientes restantes ocasionando problemas articulares, desgastes o bruxismo, sino que también se produce pérdida de hueso alveolar.

En este artículo te contamos las consecuencias de la pérdida de hueso y los tratamientos de regeneración ósea que realizamos en nuestra clínica dental en Madrid para recuperarlo. Continúa leyendo.

 

¿Qué es el hueso alveolar?

El hueso alveolar es la estructura ósea que integra y rodea las raíces de los dientes. Este hueso alveolar forma parte de la estructura del maxilar completa y se diferencia del resto de estructuras óseas del cuerpo humano en que, a lo largo de la vida, puede sufrir cambios. Es decir, el hueso alveolar puede renovarse y sanarse por mecanismo naturales.

Las principales funciones del hueso alveolar son mantener las piezas dentales insertadas en el maxilar y dar respuesta a la presión durante la masticación, ya que está compuesto de pequeñas perforaciones que contienen vasos sanguíneos.

No obstante, hay diversas situaciones que pueden desencadenar la pérdida de hueso, donde este empieza a reabsorberse disminuyendo su altura y grosor.

 

por qué se genera la perdida de hueso dental

 

Causas de la pérdida de hueso dental

La pérdida ósea suele ser difícil de identificar en etapas iniciales, ya que no se ve a simple vista. De allí la importancia de acudir a revisiones frecuentes en el dentista, en donde realizaremos todas las pruebas clínicas y radiográficas para determinar si existe pérdida ósea, que tan avanzada se encuentra y dar tratamiento antes de que las consecuencias sean irremediables.

 

Algunos factores que provocan la pérdida ósea son:

Pérdida de dientes: Cuando se pierde un diente y no se sustituye a tiempo por un implante o prótesis, el hueso alveolar deja de recibir la estimulación necesaria del proceso de masticación y empieza a reabsorberse afectando además a los dientes adyacentes.

Periodontitis: Cuando se descuidan los hábitos de higiene bucal, se acumulan bacterias de la placa bacteriana debajo de la encía ocasionando enfermedades periodontales como lo son: la gingivitis y la periodontitis.

El acumulo de irritantes locales (placa bacteriana y sarro) ocasiona la degradación del hueso alveolar y en consecuencia la movilidad de los dientes y posterior caída de los mismos.

Si padeces de sangrado de las encías, mal aliento o movilidad de los dientes, agenda una consulta de valoración para que podamos ver tus tejidos periodontales y tratar a tiempo la enfermedad.

Golpes o traumatismos: Cuando un diente recibe un fuerte golpe, se detiene la estimulación hacia el hueso y provoca que este se acabe deteriorando y causando la pérdida dental si no se trata de manera inmediata.

Degeneración: Para nadie es un secreto que conforme vamos envejeciendo la dentadura y los tejidos corporales van decayendo y perdiendo poco a poco los nutrientes y/o minerales necesarios para mantenerse fuertes.

Osteoporosis: Se trata de una enfermedad donde existe un desequilibrio entre el calcio y el fósforo por lo que se produce una disminución de la densidad ósea de todo el cuerpo.

Diabetes: La diabetes es uno de los factores predisponentes de la enfermedad periodontal, provocando la pérdida de hueso alveolar.

Prótesis removibles: Al no estar fijadas al hueso maxilar, no proporcionan ningún estímulo y ocasionan la reabsorción del mismo.

 

Consecuencias de la pérdida de hueso

  1. Dientes móviles: Cuando el hueso disminuye en alto y ancho los dientes pierden soporte y empiezan a moverse, aumentando la probabilidad de caerse.
  2. Maloclusiones: Con la reducción del hueso, los dientes empiezan a inclinarse y a moverse alterando por completo la mordida.
  3. Flacidez de la piel del rostro: Aparecen arrugas en labios, surcos y mentón.

 

Tratamiento para la pérdida de hueso

Como bien hemos mencionado, la pérdida de hueso alveolar es una consecuencia directa de la falta de piezas dentales por lo que el tratamiento debe incluir la rehabilitación de las piezas faltantes con prótesis fijas e implantes.

También es cierto que para colocar implantes dentales debe existir suficiente disponibilidad de hueso y en Grupo Borja Díaz ponemos al alcance de nuestros pacientes las técnicas de regeneración ósea más avanzadas que hacen posible la colocación de implantes dentales en la mayoría de los casos.

Injertos de hueso: Realizamos pequeños “transplantes de hueso” para aumentar tanto la anchura como la altura del hueso del maxilar o la mandíbula donde se va a colocar el implante. Estos injertos pueden ser fragmentos del hueso del propio paciente (autoinjertos), de otra especie (xenoinjertos) o materiales sintéticos.

Al cabo de unos meses, el tejido óseo se habrá regenerado alcanzando la cantidad y calidad necesaria para colocar el implante. En los casos en que la perdida ósea sea muy pequeña, podremos hacer el injerto de hueso al momento de colocar el implante.

 

regeneración ósea en Madrid

 

Prevención de la pérdida de hueso

  1. Mantener los hábitos de higiene bucal
  2. Evitar hábitos nocivos como el alcohol y el tabaco
  3. Mantener una alimentación saludable para estimular el sistema inmunológico
  4. En casos de perdida dental, rehabilitar inmediatamente las piezas perdidas con implantes dentales.

 

¿Te faltan piezas dentales? ¿Necesitas implantes dentales? En nuestra clínica dental contamos con los mejores especialistas en Implantes dentales de Madrid para solucionar tu caso.

Reserva tu cita en el siguiente formulario. ¡Te esperamos!





Source link

Si quieres conocer otros artículos parecidos a ¿Por qué se genera la pérdida de hueso? puedes visitar la categoría Salud Dental Blog.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *