¿Qué es la halitosis y qué relación tiene con la salud de las encías?

30/08/2023

Índice

La importancia de conocer qué es la halitosis y qué relación tiene con la salud de nuestras encías es crucial, ya que se estima que, alrededor de un 30 % de la población adulta padece o ha padecido esta condición patológica alguna vez.

Por otro lado, se ha detectado que la halitosis aumenta con la edad, a pesar de que son los jóvenes los que solicitan más tratamiento.

Para acabar con este mal aliento, el trabajo de los odontólogos es primordial, ya que, como veremos a continuación, en un alto porcentaje de los casos está muy relacionado con la salud de nuestras encías. Además, su aparición tiene relevantes consecuencias, no solo a nivel de salud, sino que también, a nivel psicológico, llegando a afectar a la vida diaria en las relaciones sociales, afectivas y profesionales de aquellas personas que la padecen.

Por esta razón, hoy queremos dedicarnos en este artículo a conocer qué es realmente la halitosis, sus principales causas y cómo podemos tratarla.

La halitosis, también llamada mal aliento o mal olor bucal, se refiere al conjunto de olores desagradables y ofensivos que emanan de la boca independientemente de cuál sea su origen.

Realmente, se trata de una afección que puede padecer prácticamente cualquier persona. En cuanto a los tipos de halitosis que existen, los podemos clasificar dependiendo de su origen:

  • Halitosis genuina o verdadera: es cuando el mal olor realmente existe y se puede medir y objetivar.
  • Pseudohalitosis: es cuando no existe mal olor bucal pero el paciente cree que padece halitosis.
  • Halitofobia: se diagnostica cuando una vez se ha concluido el tratamiento, el paciente sigue creyendo de forma persistente que todavía tiene halitosis.

Las dos últimas tienen un importante componente psicológico, por lo que, la responsabilidad de su tratamiento debe caer en manos de un profesional de la psicología y/o la psiquiatría. En cuanto a la halitosis genuina, también puede clasificarse como halitosis fisiológica o patológica, pudiendo ser esta de origen oral o extraoral.

Normalmente, en la halitosis genuina, hay una situación de salud oral y su origen se encuentra en la producción de compuestos malolientes producidos en el cubrimiento lingual presente en la región dorso-posterior de la lengua. A esto debemos sumarle otras condiciones patológicas periodontales, como la gingivitis o la periodontitis.

Hasta el 90% de los casos de halitosis genuina, el origen se halla en la boca. Alrededor del 60 % de estos casos, el mal aliento está asociado a algún tipo de patología periodontal (gingivitis y periodontitis). Por esta razón, el papel de los odontólogos es crucial para el tratamiento de estos pacientes.

El resto de casos de halitosis de patología extraoral suelen asociarse a problemas otorrinolaringológicos, y solamente un mínimo de porcentaje está relacionado con otras patologías.

¿Cuáles son las causas del mal aliento?

La principal causa del mal aliento se debe a la presencia de unos gases denominados compuestos sulfurados volátiles (CSV) en el aire que emitimos desde nuestra cavidad bucal.

Los compuestos sulfurados volátiles más importantes son:

  • El sulfuro de hidrógeno
  • El metilmercaptano
  • El dimetil sulfuro

El origen de estos compuestos se asocia con el metabolismo proteico de ciertas bacterias, principalmente las anaeróbicas gram-negativas. Son numerosas las bacterias orales presentes en la placa subgingival las que producen una gran variedad de compuestos malolientes, como productos metabólicos, incluyendo las CSV y otros ácidos de cadena corta.

Suelen producirse en la zona posterior del dorso lingual o en las bolsas y las pseudobolsas periodontales.

¿Cómo influye la salud de nuestras encías sobre la halitosis y viceversa?

Como ya hemos comentado anteriormente, en un 90 % de los casos de halitosis, el origen está en la boca, siendo el 60 % de estos en enfermedades periodontales (gingivitis y periodontitis).

En cuanto a la gingivitis, se ha demostrado que existe una relación directa entre el deterioro de la salud gingival con el aumento de la concentración de CSV (los compuestos sulfurados volátiles). Conforme aumenta el grado de inflamación y la cantidad de biofilm acumulado, también aumenta la concentración de CSV.

En cambio, en aquellas personas con encías sanas presentan una menor concentración de CSV, disminuyendo la probabilidad de tener halitosis. Además, se ha visto que la producción de CSV en saliva disminuye cuando se tiene un mantenimiento óptimo de la salud bucodental.

En cuanto a la periodontitis, también se ha demostrado que la concentración de CSV aumenta. La halitosis en pacientes con periodontitis es muy característica, ya que el CSV que predomina en ellos es el metilmercaptano, y su concentración se relaciona con el índice de sangrado y la profundidad de sondaje.

Por otro lado, se ha demostrado que la concentración de estos compuestos odorigénicos son altamente tóxicos para los tejidos de nuestra boca. Por lo que, la halitosis también puede influir en la salud de nuestras encías.

Tratamiento para halitosis

Una vez se ha detectado un problema de halitosis, es crucial acudir a la consulta de un odontólogo especializado en periodoncia.

Para empezar, se realiza un diagnóstico preciso para saber a qué tipo de halitosis nos enfrentamos: Halitosis genuina o verdadera, Pseudohalitosis o Halitofobia.

Si nos encontramos ante una halitosis genuina o verdadera, se podrá tratar en consulta y se llevará a cabo un tratamiento específico en función de si es:

  • Halitosis fisiológica
  • Halitosis patológica oral
  • Halitosis patológica extraoral

En los tres casos anteriores, se explican las causas y la evolución de la halitosis y se realiza una profilaxis profesional. Luego, se instruye al paciente en técnicas de higiene bucal, entre las que se incluyan cepillado, limpieza interdental y uso de colutorios y dentífricos específicos. Y por supuesto, se programan revisiones dentales periódicas.

En la halitosis oral también se lleva a cabo el tratamiento periodontal necesario y se aplican los tratamientos odontológicos más adecuados si fuera preciso.

En cambio, si nos encontramos ante una pseudohalitosis, se explican los datos obtenidos tras la exploración y se provee al paciente con instrucciones profesionales y educativas para que entienda que no presenta halitosis de forma objetiva.

En el caso de que sea un caso de halitofobia, se recomienda al paciente a un profesional de la psicología o psiquiatría.

Source link

Si quieres conocer otros artículos parecidos a ¿Qué es la halitosis y qué relación tiene con la salud de las encías? puedes visitar la categoría Salud Dental Blog.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *