Qué saber acerca de mis brackets

05/09/2023


La ortodoncia es a día de hoy un tratamiento muy popularizado entre niños, adolescentes, e incluso adultos, para corregir la disposición, estética y función de los dientes.

El término bracket también se conoce como «braket» o «braquet», ambas formas resultantes de una castellanización de la palabra original. Cuando colocamos los brackets en la clínica tratamos de dar instrucciones concisas, de manera que el paciente pueda volver a su casa tranquilo y seguro de saber qué cosas va a sentir y qué puede pasar en los días posteriores. Aún así, seguimos disponibles para atender cualquier incidencia durante nuestro horario de apertura.

Además de contar con una amplia formación, todos los miembros de nuestro equipo han sido pacientes de brackets u ortodoncia estética transparente (también conocidos como alineadores o Invisalign), por lo que entienden bien cómo se pueden sentir los pacientes. Gracias a esto, podemos trabajar desde el conocimiento pero también desde la comprensión, ya que hemos pasado por ello y conocemos bien las sensaciones y preocupaciones.

 

 

¿Qué tengo que saber de la ortodoncia fija?

En primer lugar, es lógico sentir molestias o sensibilidad pasadas unas horas tras la colocación de los brackets. Los dientes están recibiendo presión y se está produciendo el “despertar ortodóncico”. Cuando esto sucede, se puede tomar un analgésico (preferiblemente paracetamol) para ayudarnos, pero no es obligatorio. Cada paciente tiene un umbral diferente del dolor, hay quien prefiere tomarlo y quien no lo necesita. Las molestias irán disminuyendo progresivamente. Su duración habitual es de entre 3 y 10 días.

Por otra parte, la aparatología puede rozar y producir alguna llaga en la boca, labios o lengua. La cera para ortodoncia es la clave para estos roces, se aplica en la zona afectada y elimina por completo el malestar. Al comer no es tan útil porque se mueve y conviene quitarla para no tragarla. Los tejidos se irán acomodando a la aparatología y estos roces desaparecerán, aunque pueden volver otros nuevos en sitios distintos durante el tratamiento con los nuevos ajustes/activaciones.

Durante los días que tus dientes estén sensibles recomendamos llevar una dieta más blanda. Dentro de esta incluimos frutas blandas, verduras, productos lácteos, carnes blandas, huevos o pan blando, entre otros. En definitiva, haz pruebas y toma lo que tu boca te permita. Siguiendo esta línea, recomendamos evitar alimentos duros. Es importante detectar cuando se despega algo que se estaba comiendo para ver qué ha sido y evitarlo en el futuro.

Una vez el dolor haya remitido, podemos volver a una dieta normal, exceptuando los alimentos que aumenten el riesgo de desajuste de la aparatología. Entre ellos se incluyen pan de corteza dura o picos, bordes de pizza, caramelos masticables y gominolas, frutos secos, palomitas, embutidos en tacos, aceitunas con hueso, torreznos, picotas y cerezas, zanahoria cruda y cereales tipo muesli.

Algo que entra dentro de lo posible es el descementado dentro de las primeras 24 horas del tratamiento, es decir, que se caiga algún bracket. Esto se debe a que la resina puede no haber terminado de endurecerse. Por el contrario, si ya han pasado más de 24 horas, el descementado se debe a que la aparatología se ha forzado con algún alimento u objeto duro. En este caso es responsabilidad del paciente.

Los tres primeros brackets despegados consideramos que son parte de la adaptación que este requiere, pero a partir del cuarto aconsejamos que el paciente debe revisar su dieta para no hacer mal uso de la aparatología. Es buena idea traer el bracket, tubo o botón despegado a la cita para reponerlo.

Las citas de seguimiento de la ortodoncia serán una vez al mes, aproximadamente. Estas las iremos marcando a lo largo del tratamiento. Al salir de una cita, programaremos la siguiente antes de que el paciente se vaya. Cuando se caiga un bracket, se debe llamar a la clínica para avisar. En caso de que quede más de una semana para la próxima cita, se planificará otra para arreglar el desajuste y que la aparatología pueda seguir funcionando. Si ya hay una cita programada pronto, se ampliará esta para que dé tiempo a la revisión y a arreglar dicho desajuste.

En caso de detectar el descementado mientras se cepillan los dientes, es importante de nuevo recordar cuál fue la comida anterior para evitarla en futuras ocasiones.

Es fundamental cuidar la higiene para no acumular suciedad entre los brackets. Al inicio del tratamiento, entregamos a los pacientes un kit que sirve para conocer los cuidados que requiere el aparato de ortodoncia: un cepillo de ortodoncia, cepillo interdental, cera dental para ortodoncia y una muestra de pasta y colutorio. Este estuche-neceser facilita que el paciente pueda cepillarse los dientes fuera de casa si es necesario.

 

 

Sobre esto, es necesario hacer algunas indicaciones extra:

  • El cepillo manual debe ser de ortodoncia, ya que sus cerdas son diferentes a las de los cepillos a los que estamos acostumbrados. Cuando estas estén abiertas, cada tres meses aproximadamente, debe reponerse. En caso de utilizar cepillo eléctrico, puede utilizarse un cabezal normal, no hace falta que sea de ortodoncia.
  • Si resulta útil el cepillo interdental, es mejor que sea grande.
  • La pasta de dientes y el colutorio no tienen por qué ser específicos de ortodoncia.
  • El waterpik no es obligatorio, pero hay pacientes que lo agradecen para eliminar los restos de comida que quedan entre los dientes y que no salen bien con el cepillado. Nosotros recomendamos comprarlo en farmacia.

 

Si necesitas información y/o quieres una cita para revisar tu caso puedes contactar con nosotros:

Puedes contactar con nosotros por:

■ Teléfono: 917372438
■ WhatsApp: 747863622
■ Correo: info@dentaldosdoce.es



Source link

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Qué saber acerca de mis brackets puedes visitar la categoría Ortodoncia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *