Qué son los Tonsilolitos y cómo eliminarlos

30/08/2023

Índice


Los tonsilolitos son pequeñas acumulaciones calcificadas de material biológico que se forman en las criptas o depresiones superficiales de las amígdalas. Estas criptas son estructuras naturales presentes en las amígdalas, y su función es atrapar y eliminar bacterias y partículas extrañas, que ingresan en la boca y la garganta. Con el tiempo, estos detritos pueden acumularse en las criptas y combinarse con las sales de calcio presentes en la saliva, dando origen a los tonsilolitos. Estas piedras en las amígdalas pueden variar en tamaño, desde diminutas partículas hasta formaciones más grandes y visibles.

 

¿Qué son y qué función tienen las amígdalas?

Las amígdalas son estructuras linfoides ubicadas en la parte posterior de la garganta, específicamente en la región de la faringe. Forman parte del sistema linfático y desempeñan un papel fundamental en la defensa del organismo contra las infecciones. Al ser parte del sistema inmunológico, las amígdalas actúan como una barrera protectora contra las bacterias y los virus que ingresan por la boca y la nariz, ayudando a combatir posibles infecciones y contribuyendo a fortalecer el sistema inmunitario.

Amígdalas con tonsilolitos

 

¿Por qué se forman los tonsilolitos?

La formación de piedras en las amígdalas está estrechamente relacionada con la acumulación de detritos en las criptas amigdalinas. Las células muertas, las bacterias, restos de alimentos y otras sustancias pueden quedar atrapados en estas criptas, creando un ambiente propicio para la calcificación. La saliva, rica en minerales como el calcio, también juega un papel importante en la formación de estas piedras en las amígdalas. A medida que los detritos se mezclan con las sales de calcio, se produce la solidificación y el desarrollo gradual de los tonsilolitos.

 

Síntomas de los tonsilolitos

Los tonsilolitos pueden manifestarse con diversos síntomas, que pueden variar en intensidad de una persona a otra. Algunos de los síntomas comunes incluyen:

  • Halitosis, o mal aliento persistente, que no mejora con la higiene oral habitual.
  • Sensación de tener un cuerpo extraño o una masa atascada en la garganta.
  • Dolor de garganta o irritación en la zona de las amígdalas.
  • Inflamación de las amígdalas y aparición de enrojecimiento en la garganta.
  • Dificultad para tragar, especialmente si los tonsilolitos son grandes o se localizan en posiciones incómodas.
  • Tos persistente, causada por la irritación de la garganta debido a la presencia de las piedras en las amígdalas.
  • Mal sabor en la boca o presencia de una masa blanca y amarillenta en las amígdalas visibles al examinarse.

Es importante destacar que algunos tonsilolitos pueden ser asintomáticos, es decir, no presentar síntomas evidentes, y pueden detectarse accidentalmente durante un examen dental o médico de rutina.

 

¿Cómo eliminar los tonsilolitos?

La eliminación de los tonsilolitos suele centrarse en mantener una buena higiene bucal y una adecuada limpieza de la boca y la garganta. Se indican a continuación algunas medidas que pueden ayudar a prevenirlos y/o eliminarlos incluyen.

  • Higiene Dental: el cepillado de los dientes y la lengua después de cada comida ayuda a eliminar los restos de alimentos y las bacterias que se acumulan en la boca y contribuyen a la formación de los tonsilolitos.
  • Uso de hilo dental: el uso diario de hilo dental contribuye a eliminar la placa bacteriana y los detritos que pueden quedar atrapados entre los dientes y pasar a las criptas de las amígdalas.
  • Enjuague bucal: un colutorio bucal antibacteriano puede ayudar a reducir la cantidad de bacterias presentes en la boca y, por lo tanto, disminuir la formación de tonsilolitos.
  • Irrigador dental: el uso de un irrigador dental o un enjuague con agua tibia y sal puede ser útil para enjuagar las amígdalas y eliminar pequeñas piedras en las amígdalas.
  • Extracción manual: en algunos casos, es posible extraer los tonsilolitos manualmente. Sin embargo, es importante tener en cuenta que este procedimiento sólo puede ser llevado a cabo por un profesional, ya que de lo contrario se podrían causar daños a las amígdalas o provocar una infección.

Como son los tonsilolitos

 

¿Qué pasa si no se quitan los tonsilolitos?

Si los tonsilolitos no se eliminan o persisten en el tiempo, pueden ocasionar complicaciones y malestar para el paciente. Algunas de las consecuencias que podrían provocar incluyen:

  • Mal aliento crónico o persistente. La acumulación de bacterias y detritos en las piedras en las amígdalas puede producir un olor desagradable, lo que desemboca en halitosis persistente.
  • Amigdalitis crónica. Los tonsilolitos grandes o persistentes pueden aumentar el riesgo de desarrollar amigdalitis crónica, una inflamación recurrente de las amígdalas que puede causar dolor, fiebre y malestar general.
  • Dificultad para tragar y hablar. Los tonsilolitos de gran tamaño o situados en posiciones incómodas pueden dificultar la deglución y el habla, lo que puede afectar a la calidad de vida del paciente.
  • Infecciones recurrentes. Los tonsilolitos pueden aumentar la probabilidad de infecciones en las amígdalas y en la garganta en general, ya que pueden actuar como reservorios de bacterias.
  • Obstrucción de las vías respiratorias. En casos raros, las calcificaciones muy grandes pueden obstruir parcialmente las vías respiratorias, lo que dificulta la respiración y puede requerir intervención médica urgente.

Las piedras en las amígdalas, o cálculos amigdalinos, son calcificaciones que se forman en las criptas de las amígdalas y pueden generar síntomas desagradables, como mal aliento persistente o dificultad para tragar. Para prevenir su formación o eliminarlos, es fundamental mantener una buena higiene bucal y consultar a un odontólogo o especialista si los síntomas persisten. La prevención y el tratamiento adecuado pueden ayudar a mantener una salud bucal óptima y prevenir posibles complicaciones a largo plazo.





Source link

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Qué son los Tonsilolitos y cómo eliminarlos puedes visitar la categoría Salud Dental Blog.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *