¿Sabías que el estrés daña la dentadura?

30/08/2023

Índice


El estrés crónico puede dañar la dentadura y provocar diferentes patologías bucodentales si no se toman las medidas adecuadas.

Los problemas bucales relacionados con el estrés incluyen, entre otros, el bruxismo, inflamación de las encías, síndrome de la boca ardiente y mayor susceptibilidad a las enfermedades periodontales. Si quieres prevenir que el estrés dañe tu dentadura, debes tomar algunas precauciones para mantener tus dientes y encías saludables.

Principales enfermedades bucodentales asociadas al estrés

Bruxismo

El bruxismo se produce cuando los dientes se ajustan y rechinan, generalmente durante la noche mientras duermes, lo cual con es un reflejo del estado de nerviosismo en muchos casos. El estrés aumenta la presión en los músculos de la mandíbula, de manera que los dientes se aprietan y rechinan. Debido a ello el esmalte de los dientes puede dañarse y desembocar en caries y dolor dental. Además es posible que la capacidad de masticar adecuadamente se vea afectada.

Enfermedades periodontales

El estrés puede debilitar nuestro sistema inmunitario (es decir, las defensas de nuestro organismo) y con ello favorecer el desarrollo de las enfermedades periodontales (y/o empeorar su evolución).

Síndrome de la boca ardiente

El síndrome de la boca ardiente es una enfermedad que se caracteriza por una sensación de ardor o picazón en la boca que no desaparece. El estrés es una causa común de síndrome de boca ardiente, ya que la disminución de la secreción de saliva debido al estrés puede desequilibrar la flora bacteriana y favorecer las infecciones orales, con todo lo que ello implica.

Ejemplo de caso: cómo el estrés le provocó problemas bucodentales a Demi Moore

Hace unos años la famosa actriz estadounidense Demi Moore hablaba sobre esta cuestión en una entrevista para el programa de Jimmy Fallon en la NBC. La intérprete confesaba que en un momento de gran nerviosismo laboral perdió dos incisivos debido al deterioro bucal y la gingivitis aguda que le causaba el estrés. Moore comentó su experiencia para advertir sobre los peligros del exceso de tensión nerviosa.

En su caso, los implantes dentales solucionaron el desaguisado y la actriz ha seguido rodando películas manteniendo su famosa sonrisa.

Cómo prevenir las patologías orales asociadas al estrés

Para prevenir que el estrés dañe a tus dientes y encías, te recomendamos seguir estos consejos:

Mantén una adecuada higiene oral

Mantener unos adecuados hábitos de higiene bucodental en el día a día (cepillado, hilo dental, enjuagues, etc.) reduce la posibilidad de que se produzcan infecciones en la boca y con ello el riesgo de periodontitis o inflamación de las encías.

Acude a las revisiones periódicas con tu dentista y adelántalas si tienes algún síntoma

No olvides acudir a las revisiones periódicas con tu dentista (normalmente 1 o 2 veces al año), incluso aunque no tengas ningún síntoma aparente, ya que en sus fases iniciales muchas patologías bucodentales no causan molestias ni se observan a simple vista. Y por supuesto, en caso de que tengas síntomas, pide cita cuanto antes, ya que así evitarás que progrese la enfermedad y los tratamientos tengan que ser más agresivos, complejos y/o costosos.

Sigue una dieta saludable

Come una variedad de alimentos que sean bajos en azúcar y altos en nutrientes. Esto puede ayudar a mejorar tu salud y prevenir enfermedades como la caries dental.

Practica técnicas de relajación y acude al psicólogo si no controlas tu estrés

Intenta practicar técnicas de relajación para combatir el estado de tensión. Esto puede incluir yoga, meditación, respiración profunda o incluso ejercicio. También puedes consultar a un psicólogo si observas que no eres capaz de controlar tu estrés.

Tratamiento de las enfermedades bucodentales asociadas

Si ya tienes alguna enfermedad bucodental vinculada al estrés, no te preocupes más de lo necesario. Lo importante es que pases a la acción acudiendo a los profesionales adecuados. Recuerda el ejemplo de Demi Moore.

Existen tratamientos odontológicos muy efectivos para los problemas bucodentales asociados al estrés. Y la psicoterapia puede ser una gran ayuda en el caso de que no logres controlar el estado de tensión en tu día a día,

En resumen

Es importante que estés atento al efecto negativo del estrés en tus dientes y encías. El estado de tensión frecuente puede dañar tu dentadura, favoreciendo el desarrollo de diferentes patologías bucodentales.

Para reducir los efectos del estrés en tu salud oral, trata de mantener una adecuada higiene bucal, alimentación saludable y practica técnicas de relajación. Si el estrés se manifiesta de forma severa o crónica, es conveniente que busques el consejo de un profesional para determinar el mejor tratamiento para preservar tu salud bucodental (y mental).

Primera versión del post: 20/07/2017. Última versión: 14/05/2023.

Te invitamos a compartir este post sobre estrés y salud oral con aquellas personas a las que entiendas que le puede interesar.

También te puede interesar:





Source link

Si quieres conocer otros artículos parecidos a ¿Sabías que el estrés daña la dentadura? puedes visitar la categoría Salud Dental Blog.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *